Casa típica pirenaica de piedra y madera, con jardín y aparcamiento privado, original y acogedora. Totalmente adaptada para personas con movilidad reducida, con ascensor en planta baja. Ubicación privilegiada con vistas espectaculares. Ideal para los amantes de la naturaleza y para compartir con amigos y/o familia. Cocina totalmente equipada, 3 habitaciones y baño completo.

menu