Totalmente integrado en el paisaje, el embalse de Irabia aparece como un remanso de agua en el corazón de la Selva de Irati.

Se halla en Orbaizeta, en la cabecera del valle de Aezkoa, en el centro del bosque de Irati, una de las zonas más pintorescas del Pirineo navarro. Alimentado por numerosas regatas entre las que destacan el Urbeltz, Urtxuria y Egurgio, el embalse de Irabia es lugar de gran predilección entre los amantes de la naturaleza.

Construido en 1921-22 y ampliado en 1942-44 con un muro de 40 metros de altura, las aguas del embalse forman una caprichosa pincelada azul enmarcada por el verde intenso del bosque de hayas que llena todo el espacio. Su capacidad relativa es suficiente para regular en verano la corriente del río Irati, uno de los más aprovechados de Navarra, ya que tiene ocho centrales eléctricas en 40 km.

https://www.youtube.com/watch?v=-cv4lDxLhbc&t=2s

Senderos en el entorno del Embalse

Si te gusta la naturaleza más auténtica, puedes elegir alguna de las rutas que recorren la espectacular Selva de Irati