Una vez al año, los vecinos se reúnen para celebrar por todo lo alto su fiesta. Música, exposiciones, comida popular y vecinos con el traje típico aezkoano te esperan con los brazos abiertos.

En este lado de los Pirineos, además de las tradicionales fiestas patronales de cada localidad, existen costumbres que se han instituido también como verdaderas celebraciones y que han alcanzado una dimensión más amplia, incluso, que las primeras.

El tercer fin de semana de septiembre y de forma rotatoria (cada año en uno de los nueve pueblos del valle), se celebra una fiesta de hermandad entre los vecinos abierta a todo el que quiera participar. Se trata del Día del Valle, una celebración popular, de carácter festivo y reivindicativo organizada por la Asociación Cultural de Aezkoa (Aezkoa Kultur Elkartea) desde hace cuarenta años.

A lo largo del fin de semana se suceden exposiciones (etnográficas, de fotografía, de artesanía, etc), actuaciones de teatro infantil, bertsolaris, danzas tradicionales, deporte rural, «concurso y subasta de quesos del Irati», sorteos y la comida popular o «zikiro jate». Todas estas actividades están amenizadas con buena música para bailar y divertirse.