Tanto en primavera como en otoño, entre los frondosos bosques de hayas y robledales, podemos encontrar uno de los tesoros más codiciados por los aficionados al monte: las setas.

La gran extensión de bosques, la vegetación abundante  y el clima hacen de Aezkoa un autentico paraíso para los buscadores de setas. En este hábitat natural lleno de contrastes crecen durante todo el año, sobre todo entre los meses de septiembre y noviembre, las variedades de setas más exquisitas.

La recolección de estos productos naturales debe de hacerse con autorización; la gran afluencia de aficionados  provocó que se creara una ordenanza que regulase la recogida de hongos y setas.

Por otra parte, durante la época de la recolección de las setas, en los restaurantes de la zona es frecuente encontrar en sus menús la posibilidad de degustar las setas recién recogidas en los bosques cercanos.

Principales Setas Comestibles

La identificación de setas debe realizarse de un modo minucioso y con prudencia. El criterio básico para evitar intoxicaciones por ingestión de setas es: consumir únicamente aquellas de las que se conoce que son una especie comestible con absoluta certeza.

Todas
Muy fácil de reconocer
Difícil de reconocer
Fácil de reconocer

Cratarellus cornucopioides

De aspecto atrompetado. Su nombre vulgar proviene del francés y alude a su época de aparición que suele coincidir con la festividad de Todos los Santos, el 1 de noviembre. A pesar de su aspecto y nombres populares se trata de una seta buen comestible y fácil de conservar por desecación.

Lactarius deliciosus

Los hongos royos son muy fáciles de reconocer por su aspecto y especialmente por el látex color zanahoria que exudan sus heridas, lo que las convierte en hongos muy seguros, ideales para los recolectores sin experiencia.

Cantharellus cibarius

El Rebozuelo es una excelente seta comestible, fácilmente identificable, que no es atacada por las larvas. Los ejemplares bien desarrollados poseen un aroma más delicado y aparente que los demasiado jóvenes. Se deseca con facilidad y se conserva bien.

Clitocybe nebularis

La Pardilla o Ilarraka es una seta que crece en setales. Al igual que su olor, su sabor es característico y particular de la especie. Por otro lado, hay que tener cuidado porque es un poco indigesta y además posee una sustancia que provoca trastornos digestivos a algunos comensales, que son sensibles a ella.

Hygrophorus marzuolus

Seta fácil de reconocer por la época en la que crece: después de las primeras nevadas de febrero. Suele pasar desapercibida al tener colores grisáceos y estar a menudo enterrada entre la hojarasca.

Russula gr. cyanoxantha

Dentro de este grupo de especies destacamos Russula cyanoxantha, Russula virescens, Russula vesca y Russula heterophylla. Son especies muy próximas entre sí. Se trata de hongos micorrícicos asociados a edades adultas del arbolado.

Leccinum quercinum

Variedad de hongo muy buen comestible característica por su sombrero anaranjado, sus poros blancos y su pie largo y ventrudo con gruesas granulaciones marrones que grisean al frotamiento, lo mismo que la carne al corte. De un sabor similar a los boletus, aunque de peor calidad.

Amanita caesarea

El gorringo u oronja es considerada por algunos expertos como la reina de las setas, muy buen comestible aunque se deteriora con rapidez. Se caracteriza por su sombrero rojo anaranjado, su amplia volva membranosa, su anillo membranoso en el pie y sus láminas y pie amarillos.

Rozites caperatus

Seta poco conocida, pero un gran comestible, de tamaño medio-grande. Se caracteriza por su sombrero rosado y seco, con bordes plisados, sus láminas arcillosas y su pie provisto de un anillo muy regular y con superficie estriada.

Amanita rubescens

Se trata de una amanita bastante abundante en Navarra, aunque no es de las setas más recogidas debido a que este género contiene tanto algunas de las especies más apreciadas desde el punto de vista gastronómico, como varias de las más tóxicas.

Boletus Gr. Edulis

Estos hongos carnosos y de característico himenio tubular se encuentran en abundancia en los montes de Aezkoa, produciendo rentas elevadas en hayedos y robledales aclarados. Hay cuatro especies: • Boletus aestivalis. • Boletus aereus. • Boletus edulis. • Boletus pinophilus.

Solicitud de Permisos

La recogida de productos naturales está regulada en el Valle de Aezkoa. Existen permisos diarios y de temporada que deberán llevarse en el momento de la recolección y son personales e intransferibles.

  • Tarjeta diaria – Hasta 8 kg de productos naturales. Importe para un día: 8 €.
  • Tarjeta anual – Hasta 8 kg diarios de productos naturales. Válido para todos los días del año: 90 €.

Consulta la Normativa Completa

Los permisos los puedes obtener:

  • Por Internet
  • En las oficinas de la Junta General del Valle de Aezkoa (Calle Sta. María, Aribe) y en los lugares autorizados.

Normas específicas de Recolección

  • Se prohíbe recolectar de noche, desde una hora antes de la puesta del sol, hasta una hora después de su salida.
  • Se prohíbe el uso de rastrillos y otros utensilios que puedan dañar el estrato humífero del terreno.
  • Se utilizarán cestas en lugar de bolsas de plástico.
  • Se deben respetar los ejemplares pasados, rotos o alterados y aquellos que no sean motivo de recolección.
  • En general no se permite recoger ejemplares de setas y/o hongos que tengan de sombrero un diámetro igual o inferior a 4 cm. Para Marasmius oreades (Senderuela), Cantharellus cinereus (Trompeta de los muertos), Cantharellus cibarius (Ziza hori, Rebozuelo) no se permite recogerlos cuando el diámetro del sombrero sea menor o igual a 2 cm.
  •  Está totalmente prohibida la corta de ramas o el arranque de plantas y matas para la obtención de bayas, endrinas, etc.
  •  No se permite en ningún caso el aparcamiento de vehículos de tal forma que impidan la circulación de otros por las pistas.