Antaño con la reducida economía que se tenía en los pueblos, la autosuficiencia era una realidad. Los pequeños artesanos junto con el ganado y la agricultura eran la base económica de la mayoría de los habitantes.

Cuchareros

Oficio que se ha mantenido hasta hace muy poco. Se hacían cucharas, tenedores y utensilios para la cocina de madera. Uno de los mejores fue Maximino Reka de Villanueva.

Carboneros

Los carboneros elaboraban el carbón vegetal en el mismo lugar en el que se recogía la madera. En la época de preparación, debían pasar semanas en el monte, habitualmente bajo una cabaña de ramas. Hoy todavía se pueden apreciar en muchos lugares las bases que servían de plataforma para las carboneras.

Otros Artesanos

Eran habituales los trabajos artesanales en madera y piedra; los artesanos de madera elaboraban fundamentalmente utensilios y enseres destinados a los trabajos agrícolas, ganaderos y del hogar (aperos de labranza, muebles como la kutxa-arca o el zizeilu-escaño, …) que hoy están reconvertidos en piezas de museo. Igualmente se elaboraban piezas para el ajuar: sábanas, manteles…de lino, algodón o lana, atesoradas durante años para la boda.
Destacan los trabajos en madera y piedra de José Rota (Garralda), y en especial sus estelas funerarias, que pueden encontrarse en la práctica totalidad de los pueblos de la comarca.

Katedratikos

Hiriberri tiene tradición artesana en madera: es representativo un modelo de silla (de pequeño tamaño, para colocar junto al fuego), llamada katedra, que ha dado lugar a que en el resto de Aezkoa se llame katedratikos a los vecinos de Hiriberri. Hasta hace poco, Ascensio Domench fabricaba en su taller estas famosas sillas.