Rodeado de un bosque interminable y ubicado en una altiplanicie junto al río Zorrate, Garaioa sufrió la devastación de la Guerra de la Convención, por lo que hubo de ser prácticamente reconstruido.

Población

127 Habitantes

Altitud

777 m

EXTENSIÓN

21 km2

Bosque

Haya: 1.063 Ha - Roble: 219 Ha

Cuna de uno de los promotores de El lrati S.A., Ciriaco Morea, su entorno se encuentra conformado por huertos y nogales, así como el fondo rocoso del cordal de Petxuberro que flanquea el Barranco de Betondoa sobre los robledales de Zorrate. Preside este entorno el roquedo de Berrendi al fondo.

Uno de los capítulos más atractivos de la historia de Garaioa se refiere a la persecución de la brujería por la Santa Inquisición, puesto que seis vecinas fueron llevadas a Logroño, y sufrieron en sus carnes los tormentos de la Inquisición, muriendo cuatro de ellas aun sin haberse probado nada.

Desde el espectacular mirador natural de Zamarain, una enorme roca colgante, podemos disfrutar de unas hermosas vistas del robledal de Betelu atravesado por el poderoso río Irati.

Garaioa solamente cuenta con un ejemplar de hórreo, el de la Casa Maisterra y su iglesia -de San Andrés- es gótica, en la que destaca su portada.

En la muga entre Garaioa y Abaurrepea-Abaurrea Baja se encuentra la Cueva de Poztia, que según la leyenda fue un lavadero de brujas.