El tritón pirenaico tiene la cabeza aplanada, la piel muy granulosa y unas características «uñas» negras en los dedos.

La coloración (parda, gris o verde) y el diseño del dorso varían de unos ejemplares a otros. Generalmente está recorrido por una línea vertebral amarilla, acompañada de pequeñas manchas del mismo color en los costados. Por debajo es naranja. Mide unos 14 cm y pesa 8,3 g.
Preferentemente habita en los arroyos y las lagunas (fríos y limpios) de alta montaña, pudiendo ocupar además los manantiales y las aguas subterráneas en zonas altitudinalmente menos elevadas. Sólo habita en los Pirineos.

menu